Juliogavino's Blog

Just another WordPress.com weblog

LA EVALUACIÓN mayo 12, 2010

Filed under: Uncategorized — juliogavino @ 3:55 pm

La evaluación es uno de los aspectos más importantes del proceso educativo, y tal como nos dijo José Pedro, es una cuestión bastante difícil. Es mucho más que medir el rendimiento de los alumnos y debemos de tratarla como un objeto de mejora y no de calificación. La evaluación se realiza por cuatro motivos fundamentales:

–          Para informar al alumno

–          Para orientarle

–          Para que él mismo aprenda a autoevaluarse.

–          Cuando sea necesario para emitir una calificación.

La evaluación debe abarcar la totalidad del proceso educativo. Ahora bien, ¿Cuándo hay que evaluar?

En la evaluación se distinguen tres fases:

–          Inicial: que permite conocer los conocimientos previos del alumno.

Es bastante importante, ya que si el alumno ha adquirido conceptos erróneos, éstos pueden ser muy resistentes al cambio. Una buena evaluación inicial ayuda a evitar que las creencias erróneas frustren el proceso educativo.

Por ejemplo un error de los estudiantes y en ello me incluyo, es decir que los pintores nacen. En realidad, yo he dicho en numerosas ocasiones eso es algo que se lleva dentro por eso pinta así, pero poco a poco he ido sabiendo, o dicho de otro modo, me han mostrado que eso no es así.

–          Formativa: que sirve para ayudar a los alumnos en su aprendizaje.

–          Sumativa: se plantea como el proceso de síntesis de un tema, un curso o un nivel educativo, siendo el momento que permite reconocer si los estudiantes han logrado los resultados esperados.

Es imprescindible recordar  que aprender no es igual a repetir. Desde siempre en la escuela nos han hecho aprendernos cosas absurdas, de memoria y como si de un loro se tratase, lo soltáramos en el examen para poder conseguir el aprobado que nos daba la tranquilidad.

Una prueba de evaluación no solo debe ocuparse de comprobar la memoria imitativa.

Aquí vemos como cuatro grandes concepciones sobre evaluación están cambiando:

– De la manera sobre cómo recordar la información al interés a cómo transferirla a situaciones.

– De destacar la importancia de aplicar formulas aprendidas a la necesidad de plantarse problemas y encontrar formas de resolverlos.

– De dar importancia a los resultados se ha pasado a poner el interés en los procesos de aprendizaje de los alumnos.

– De la valoración de la cantidad de información a la importancia del saber como capacidad para buscar de forma selectiva.

Lo importante es transferir el conocimiento a nuevas situaciones. Es necesario plantearse problemas nuevos y saberlos resolver. Hoy en día alguien que estudia una profesión como no se vaya actualizando y siga estudiando, en pocos años se queda toda su preparación obsoleta.

En educación es tan importante el resultado de las pruebas como el desarrollo del alumno. Es imprescindible que el alumno reflexione sobre lo que ha hecho, sobre su propio aprendizaje y su evolución. Tiene que ser capaz de analizar lo que él  mismo hace.

Quizás la competencia de aprender a aprender sea una de las más importantes y es que , se trata de que el alumno aprenda a realizar las cosas de la manera adecuada y que sea capaz de transmitirlas siendo consciente de lo que aprende y como  lo hace.

Y es que los conocimientos que nuestros alumnos van a dar en la escuela quizás todavía no se hayan creado. Por ejemplo, ¿Quién sabe si dentro de diez años se inventa un vacuna contra el cáncer?

Lo que viviremos el día de mañana no lo sabemos, por ello la competencia  de aprender a aprender es tan importante.

Es necesario que los alumnos aprendan a hacer las cosas bien y que eviten lo cutre. Es imprescindible educar a los niños en las nuevas tecnologías, para que aprendan y puedan servirles como medios para buscar información.

Ahora bien, ¿qué evaluamos?

Al evaluar:

–          Nunca debemos calificar o juzgar a las personas

–          No tenemos que considerar nuestra evaluación, ni la calificación que demos, como un juicio definitivo e infalible

–          Jamás la usaremos como un modo de presionar excesivamente o humillar (tal vez sin darnos cuenta) al alumno

–          Procuraremos no establecer comparaciones innecesarias entre alumnos.

Un error en el que jamás debemos de caer es evaluar a las personas. En clase estuvimos comentando la historia de Einstein, del cual sus maestros informaron a su familia de que no siguiera estudiando que no tenía cualidades. Ejemplos como éste existen muchos en el mundo y porque una persona sea mala en una materia no tiene por qué serlo en todas, por ejemplo.

La evaluación, por tanto, tenemos que tener claro que no es un juicio definitivo. Debemos de confiar en los alumnos y dudar a veces de nuestra opinión.

La función de la evaluación es informar y sobre todo, ayudar al alumno a mejorar.

Tras acabar con la teoría nos dispusimos a dar la clase práctica, y en ella estuvimos trabajando con la elaboración del guión para el trabajo final, en el que tendremos que realizar un vídeo que resuma algunos de los contenidos que hemos tratado a lo largo del curso. Una vez concluida la clase me dispuse a entregarel mi Stencil realizado en pequeño a José Pedro. Éste ha sido el resulatdo de mi representación:

 

Tengo que decir que  me está pareciendo bastante complicado, ya que la he tenido que retocar bastantes veces pero finalmente lo he podido concluir siendo éste mi resultado.

Una vez pasado a cartón de proyectos y ampliado a su tamaño, así ha concluido el Stencil:

 

Y si le damos un giro completo al cartón de proyectos, aparece el Collage con mis gustos y aficiones:

 

Una vez culminado el proyecto, pienso que ha sido una actividad, en mi opinión algo dificultosa, pero que poco a poco y con dedicación, también tiene su fin.

Retomando la teoría, continuamos comentando que, como norma general, nunca diremos a nadie que no sabe dibujar, que no sirve para nada…

Debemos de aportar soluciones para que los alumnos las apliquen, de manera que puedan corregir sus errores.

Muy importante también es no hacer juicios generales por datos objetivos. Por ejemplo: Si un niño a principio de curso se pelea con un compañero, no lo debemos de ver como malo por ese simple hecho.

Es necesario fundamentar nuestros criterios de evaluación y para ello debemos de conocer las competencias necesarias y los objetivos que se han de lograr.

Sobre los criterios del Diseño Curricular Base, es preciso adaptarlos a la realidad, ya que algunos están muy obsoletos.

Es muy importante adaptar los criterios de evaluación para, de este modo, saber que estamos enseñando. Si no concretamos nuestros criterios de evaluación y decidimos para qué estamos evaluando, es imposible evaluar un trabajo o un examen.

Los objetivos, contenidos, criterios de evaluación, tienen que estar en consonancia con las capacidades de los alumnos. Pero ahora bien, si utilizamos unos criterios poco ambiciosos, los alumnos se aburrirán.

Pero es imprescindible también, observar que hay niños que avanzan más rápidamente, y de ser así, debemos de seguir trabajando para que avancen más y no caigan en la monotonía y en el aburrimiento.

Bien es verdad que todos los criterios de evaluación no tienen la misma importancia.  El alumno trabaja con procesos de mayor relevancia cognitiva cuando es capaz de racionalizar su conocimiento, cuando es capaz de aprovecharlo para operar con procesos más complejos, cuando es capaz de transferirlos a otros procesos y problemas, cuando obtiene sus conocimientos de procesos de búsqueda y de investigación, etc.

Como hemos dicho anteriormente, todos los criterios han de ser flexibles para podernos adaptar a las diferencias individuales entre alumnos.

Otro tema bastante interesante es la calidad estética al evaluar. Y es que muchas veces ocurre que cuando evaluamos, lo hacemos desde nuestra perspectiva, evaluando lo que nos gusta a nosotros. Solo es posible evaluar objetivamente unos aspectos de una obra: limpieza, uso de la técnica, etc.

Debemos de tener en cuenta que nuestro gusto no puede ser el criterio de evaluación, por ello es muy importante tener en cuenta los objetivos que perseguimos y los criterios de evaluación.

Es importante hacer conocer a los alumnos cómo se juzgan las obras de los adultos, para poder juzgarlos de la misma manera.

Muy importante también es enseñar a los alumnos a valorar sus obras. Pero siempre, y como dijimos anteriormente, debemos de intentar sacar el mayor rendimiento de las capacidades de los alumnos, evitando lo cutre.

Destacar también que debemos saber qué evaluamos: datos, hechos, conceptos…

Los datos no son suficientes si no hay comprensión. Hay cosas que el alumno debe de saber y simplemente consiste en memorizar, por ejemplo 3X2=6. Eso es así y no puede ser de otra manera. Ante este apartado es uno de los que considero imprescindible hacer exámenes en la escuela. Si al alumno se le plantea que se va a realizar un examen, éste nunca se estudiará las tablas de multiplicar (entre otras cosas). Por ello NO ESTOY DE ACUERDO completamente cuando se dice en clase que los exámenes no sirven para nada. Desde mi punto de vista hay asignaturas en las que resulta imprescindible la realización de exámenes. Siempre ha sido así y creo que siempre lo será.

Los datos y hechos son necesarios pero no suficientes. Por ejemplo: Podemos saber el título de un libro, cuadro o película, pero si no sabemos nada más, esos datos carecen de relevancia.

Por otro lado sabemos que los datos aislados no sirven si no son útiles. Por ejemplo, podemos aprendernos los ríos de España de memoria pero si no sabemos donde están, carecen de importancia.

Los conceptos son más difíciles de evaluar y frecuentemente tendremos que utilizar más de un instrumento para ello.

También se evalúan los procedimientos. En este apartado o se sabe aplicar los conceptos aprendidos  o no se sabe.

Por ejemplo: o sabes hacer una mezcla de colores para hacer el rojo o no la sabes.

Por ello llegamos a la misma conclusión con la que hemos comenzado este tema: Evaluar NO es fácil. Es fácil caer en la arbitrariedad, o sin darnos cuenta estar evaluando no lo que decimos que evaluamos, sino otra cosa.

Por ello podemos afirmar que en Educación Artística no hay reglas, ya que no sabemos hacia dónde nos vamos a desviar. Pero hay algunos criterios que se consideran importantes como por ejemplo:

–       los relacionados con la búsqueda y utilización de información

–       procedimientos de diálogo, de comunicación, de intercambio de información e imágenes, etc.

–       utilización adecuada del lenguaje para el análisis, comentario, discusión sobre los artefactos artísticos, así como para la elaboración de narrativas, trabajos, etc.

–       Capacidad para argumentar y reflexionar sobre el propio trabajo.

Por otro lado también se evalúan actitudes, tales como el esfuerzo, el interés, el respeto a los demás…

Otras actitudes muy importantes en Educación Artística son por ejemplo:

–       Análisis y comprensión crítica de la realidad.

–        Actitud investigadora.

–       Capacidad de problematizar.

–       Creatividad.

No obstante es muy importante no confundir creatividad con novedad u originalidad.

Para evaluar la creatividad es importante:

–       Que sea una creatividad aplicada a la resolución de situaciones y problemas.

–       Idoneidad de la solución o soluciones propuestas, además de su originalidad, rareza o atractivo.

–       Capacidad para ofrecer soluciones distintas.

–       Actitud del alumno para aprovechar oportunidades.

Es importante realizar actividades para aprender destrezas o procesos pero además tenemos que usar actividades que fomenten la creatividad, la búsqueda de soluciones distintas, etc. Por ello siempre que podamos compartiremos juntos reflexiones en torno a los trabajos y trabajaremos utilizando no sólo imágenes, sino también textos escritos, sonidos y músicas, etc.

Fundamentalmente existen dos maneras de evaluar.

Evaluando instrumentos puntuales: cuestionarios, exámenes…

Evaluando procesos: diario del profesor y diario de los alumnos.

En educación artística son especialmente importantes las producciones artísticas de los alumnos; sus obras.

Las obras de los alumnos son importantes por:

–       Haciendo obras de arte escolares, los alumnos aprenden a mirar, pensar y trabajar como productores de imágenes, no sólo como espectadores. Ésto enriquece mucho su comprensión y les puede ayudar a adquirir una actitud autocrítica positiva.

–    La producción artística capacita a los alumnos a través de su expresión de ideas y la construcción de identidad ya que les hace conscientes de las motivaciones, intenciones y capacidades artísticas de otros.

–    En sus obras los alumnos pueden transferir sus conocimientos a un nuevo objeto.

La realización de sus propias obras facilita a los alumnos disfrute estético, son un excelente ejercicio para el desarrollo de destrezas, y es una excelente forma de aprender a expresarse y comunicarse.

La educación artística no solo consiste en hacer trabajos, sino que se pueden hacer proyectos, visitas, exposiciones…

En cuanto a los instrumentos biográficos, los más conocidos son el cuaderno del alumno y el del profesor. Otro elemento muy importante es el portafolio.

El cuaderno del alumno permite dar voz al alumno, le empuja, le permite ser creativo, etc. Es muy importante que el cuaderno incluya la reflexión del alumno. Un excelente modo de enseñar es darle vida al alumno, haciéndolo participar en clase mediante ejercicios en los que ellos hagan de profesores.

La función del portafolios es la de reconstruir una trayectoria del aprendizaje.

Debemos de acostumbrarnos a exigir que el alumno explique lo que hace.

Es necesario utilizar diversos tipos de pruebas. Si utilizamos siempre las mismas solo medimos una faceta determinada del aprendizaje. El alumno se acostumbra a trabajar sólo para esa prueba y no para aprender.

PROCEDIMIENTOS DE EVALUACIÓN.

Existen dos métodos de evaluación: reproductivo e investigativo

Las actividades de tipo reproductivo suelen consistir en aprender un determinado procedimiento y luego volverlo a repetir de una manera más o menos idéntica. Por ejemplo cuando nos ponen un dibujo y tenemos que copiarlo idénticamente.

Pueden ser útiles para:

–       Para aprender a algunos procesos elementales.

–       Para desarrollar determinadas destrezas.

–       Como base para pruebas o procedimientos más complejos.

Estos ejercicios deben ser usados solo puntualmente y siempre evitando cansar al alumno.

Su eficacia cognitiva es pequeña; pueden ser imprescindibles en determinados momentos; siempre debemos intentar que sean lo más variados posibles, y que el alumno pueda de alguna manera trabajar en ellos su subjetividad, sus inquietudes .

Pero de manera general siempre son más preferibles pruebas que ofrezcan mayor relevancia cognitiva:

A) Pruebas de reconstrucción del conocimiento.

B) Pruebas que trabajan con narrativas.

C) Pruebas de investigación.

D) Proyectos de trabajo.

El alumno aprende más con pruebas en las que se siente implicado, en las que se muestran temas que le desafían, temas actuales…

Otro modo de hacer evaluación, es hacerla de manera participativa con los alumnos. No siempre va a estar el maestro ahí para decirle lo que está bien o mal. Por ello es necesario que ellos aprendan a evaluar.

Algunas de las maneras en la que los alumnos pueden hacer esto es mediante:

–       La auto evaluación.

–       La evaluación conjunta.

–       La evaluación en un grupo.

–       La triangulación: consiste en recoger información desde diferentes puntos de vista, realizando comparaciones múltiples de una misma evaluación y combinando metodologías en su análisis.

Normalmente cuando los alumnos participan en la evaluación , ésta es abordada por el maestro como orientación , pero será él finalmente quien decida sobre las calificaciones.

En educación artística son muy adecuados estos sistemas de participación de los alumnos en la evaluación porque les permite compartir los argumentos y juicios. Cuando el alumno participa en el proceso de evaluación, se hace más responsable y el docente también obtiene una información mucho más amplia.

Otro aspecto a destacar es cuando un alumno decide abandonar un proyecto que ya ha comenzado. Si realmente estamos valorando el proceso completo, y no sólo los productos finales, a menudo nos daremos cuenta que un proceso exige a veces abandonar una parte del proyecto. Esto quiere decir que a veces es necesario abandonar un proyecto si toma una dirección no deseada o demasaido enrevesada.

Por tanto es muy importante cuando evaluemos saber que el alumno es una persona, un individuo, y por tanto no debe ser tratado como una máquina ni como alguien anónimo. El proceso de evaluación tiene que estar presidido en todo momento por un enorme respeto al alumno y hacia su trabajo, y es muy importante y debemos de valorar siempre el currículum oculto, ya que condiciona la clase  tanto a nivel general como individual.

Tras acabar con la teoría el día 18 de Mayo,  nos dispusimos a representar los proyectos de los 40 Principales, los cuales han sido bastantes dificultosos. El trabajo lo hemos realizado por grupos y está colocado en la siguiente entrada : LA PINTURA PAISAJÍSTICA.



A continuación dejo los esquemas para que puedan ser vistos en tamaño original:

Esquema 1

Esquema 2

Esquema 3


Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s